Recordemos el Pasado. “ATC pasaría a ser un museo”26 de enero de 1996


En Esta Nota se iran agregando Articulos de Diarios con la Finalidad de Recordar el Pasado:

LA NACION ARCHIVO
Viernes 26 de enero de 1996
Buscar en esta edición
El edificio de ATC pasaría a ser un museo

El Gobierno donaría parte del inmueble a Bellas Artes; también podría albergar al futuro canal 4.

El Gobierno tiene el firme propósito de donar parte del edificio de Argentina Televisora Color (ATC) al Museo Nacional de Bellas Artes lo cual podría concretarse en los próximos meses.

La idea fue planteada al presidente Carlos Menem por el canciller Guido Di Tella quien a su vez analizó la cuestión con el interventor del canal estatal Germán Kammerath.

La propuesta que trascendió ayer fue tratada durante la reunión de gabinete de la semana última y fue tomada “con gran aceptación por el primer mandatario y sus colaboradores” tras las explicaciones de Di Tella sobre las deficiencias edilicias de ATC y lo dificultoso del reciclaje de toda la planta.

De todos modos hay quienes aseguran en la Casa Rosada que sólo una parte del edificio sería donada al museo y que en un sector menor podría seguir funcionando lo que será el futuro canal estatal el 4 luego de que se privatice la frecuencia del hoy Canal 7. De ser así parte del personal de ATC podría ser absorbido para distintas funciones por Bellas Artes.

Sin mantenimiento

Kammerath en un encuentro con el canciller narró algunos de los obs táculos que se presentan para recuperar el inmueble plenamente como planta televisora. Como ejemplo habría citado que por falta de mantenimiento indispensable los pisos de los estudios se quebraron.

La construcción de los contrapisos debido a que se efectuó sobre terrenos oportunamente ganados al río se realizó con capas de caucho que debían mantenerse para asegurar la elasticidad en el caso de oscilaciones y para absorber los ruidos externos. Al parecer la falta de tareas de mantenimiento resecó este material y en lugar de operar como amortiguador del terreno se resquebrajó.

Los seis estudios que integran el edificio también estarían rozando la obsolescencia y en principio se habría descartado la posibilidad de recuperarlos al menos en su totalidad.

Esa falta de interés no sólo respondería al problema de los pisos sino porque los avances tecnológicos en materia televisiva permiten actualmente desarrollar tareas en dimensiones mucho más reducidas.

María Elena Polack

Deja un comentario