Gobierno de Juárez Celman.Pelegrini. El Unicato. Roca. Revolucion de 1890. Surgimiento de La UCR.

Durante el gobierno de Juárez Celman se decidió el predominio del capital extranjero en la economía y en la política Argentina. Su política global de privatizaciones fue acompañada por una aguda corrupción. Al unicato de Juárez Celman no le faltaron críticos: Sarmiento, Alem y Aristóbulo del Valle denunciando la enajenación del patrimonio nacional , los negociados, la burla de la voluntad popular mediante el fraude y la violencia.
A medida que la crisis fue avanzando, la agitación política creció, especialmente dentro de la juventud de las capas medias.
La juventud porteña se reunía con dirigentes mayores, como Vicente Fidel López, Aristóbulo del Valle, Leandro N. Alem y Pedro Goyena. Se lanza la idea de formar una unión juvenil que demostrara la mayoría opositora entre los jóvenes de los sectores ilustrados de la clase alta, principalmente universitarios.
El cambio cualitativo que se fue gestando bajo el gobierno de Juárez Celman, surgimiento de un movimiento político democrático, que aunque fracasa e el intento de tomar el poder , perdura y de ese modo condolida la transformación de poder como expresión del Estado conservador acuerdista.
El control de gobierno nacional no era solamente la clave del acceso a las rentas públicas como fuente de las fortunas privadas, sino de la tierra pública, cuyo reparto fraudulento y signado por el favoritismo fue la fuente principal de la consolidación de las primeras fortunas familiares, burguesía terrateniente, comercial y financiera, ubicada así en la cúspide de la pirámide social de la Argentina dependiente.
El denominado unicato, es decir el definido predominio personalista del presidente de la República como distribuidor de los favores personales que constituían la médula del estado faccioso, fue la última fase de dicho estado asentado bajo la primera presidencia de J. A. Roca y llevada a su máximo esplendor bajo la de su sucesor, el Dr. Juárez Celman.
En ausencia de un sistema de reglas objetivas y respetadas “para dar a cada uno lo suyo”, a cargo de diversos funcionarios de la administración o bien de los jueces en caso de controversias, la legitimación del reparto de la riqueza requiere de la concentración de las decisiones en un único vértice puntual de estado.
En unicato de J. Celman fue el esplendor de lo facciosos (fortunas personales, dictador de gigantescas privatizaciones sin justificación racional, algo que como en el caso del exitoso Ferrocarril de Oeste, beneficiaba sólo al capital británico).
Puede adjudicarse la inmanejabilidad del proceso social por parte del estado faccioso a los aspectos cualitativos que fue generando esa evolución la formación de una burguesía agraria ya relativamente estable, cuya situación comenzó a depender de la evolución económica global que del favor público, la diferenciación dentro de esa burguesía entre grandes terratenientes y productores mediano y pequeños, la presencia de sectores medios y urbanos, con mucho mayor peso que los propietarios rurales, pero cuyo papel en la formación de la opinión pública no podía ser desperdiciado, los efectos disolutivos sobre el conjunto del aparato productivo.
La acción de esos dirigentes tuvo por obra llevar al país a la crisis de 1890 , precedida por el unicato fraudulento y represivo del Dr. Juárez Celman, quien accedió a la presidencia por ser concuñado del presidente saliente Julio A. Roca y designado sucesor por este para que asegurara y ampliara los favores y beneficios obtenidos por la trenza oligárquica a la que ambos pertenecían a expensas de las tierras y el dinero público.
Embarcado en las tendencias del liberalismo a la moda y convencido que para el progreso era necesaria consecuencia del dejar hacer más absoluto, Juárez Celman puso en marcha sus “ideales” sin advertir los peligros que se exponía y a los que exponía al país. Carente de los sentidos de los matices e imprudente por naturaleza, se fue esfumando ante sus ojos la línea que divide la teoría de la práctica y la que delimita los intereses foráneos de los nacionales.
El ideologismo liberal, saltó de los libros a la práctica. Ninguna de sus premisas dejó de aplicarse. Como el estado , por definición , era mal administrador de los recursos, comenzaron a venderse los ferrocarriles argentinos a los ingleses, las obras de salubridad son concesionadas por 45 años a empresas extranjeras.
Se dicta la ley 2641 que enviste el poder ejecutivo con la facultad de vender en Europa sesenta millones de hectáreas fiscales , en consecuencia, Pellegrini le escribe alarmado a Juárez Celman diciéndole que “esta venta sería instaurar una nueva Irlanda en la Argentina ” Juárez se indigna: ” dicen que dilapido la tierra pública, que la doy al dominio de capitales extranjeros ¡ ¿ no es mejor — pregunta — que estas tierras las explote el enérgico sajón y no que sigan desde la génesis bajo la incuria del tehuelche? (7) El mito alberdiano servía para disimular la tormenta económica que se avecinaba.
Simultáneamente aumentaban las importaciones, muchas de ellas de tipo suntuario, y disminuían los volúmenes y los precios de los productos de exportación con el resultado de una balanza comercial desfavorable.
Se hacía frente al peso de la deuda contratando nuevos empréstitos. Esta situación pudo llevarse a cabo mientras los saldos fueron positivos, es decir , mientras el ingreso exterior, por vía de préstamos, al superar la corriente cada día más caudalosa de los egresos de oro, permite abonar los sucesivos vencimientos.
El malestar y el descontento corrían por las calles. Las acciones convertidas en papel pasaban de mano en mano. El oro seguía subiendo y se encarecía la vida.
El desconcierto buscaba responsables y los grupos de la U.C.R se preparaba para el golpe. El sábado 26 de julio salen las tropas armadas para concentrares en la plaza Lavalle dirigidas por
Leandro N. Alem y M. J. Campos. Pellegrini, asume con tremenda energía la defensa de gobierno .Asistido por Lavalle, ministro de guerra y marina, combaten en las calles.

Ni la crisis económica en sí misma, ni la corrupta administración, ni la libertad del sufragio que la oposición, como es lógico reclamaba, explican por sí solas el estallido revolucionario ; otros imponderables , movían a la política porteña. En el panorama histórico, Juárez Celman y su eventual heredero Cárcano , ambos cordobeses , sucesores de Roca, continuaban la tradición provinciana iniciada por Sarmiento y Avellaneda y desencadenó por fin, las iras colectivas. Desde hacía veintidós años que los provincianos manejaban a los porteños.
Por eso, cuando el 7 de agosto Pellegrini entra como presidente a la Casa Rosada, la explosión de júbilo acompañó al porteño que en el medio de la tormenta concluía con el monopolio provinciano.

Por supuesto que iba dirigido a la necesidad de adoptar un modelo económico liberal que radicaba en fomentar las exportaciones de materia prima agrícola ganadera y la importación de manufacturas, había que abrir nuestra economía sin trabas a las grandes potencias , además de llevar implícito en su discurso una desvalorización de la capacidad del nativo de estas tierras para la producción y el trabajo.

Estos discursos fueron tomados por Roca ,Sarmiento y Avellaneda que aplicaron políticas económicamente liberales de crecimiento económico hacia fuera con una gran dependencia del exterior que lo condujeron a la crisis económica y política de Juárez Celman, donde una vez renunciado este asume Pellegrini que aplica las mismas políticas que venían aplicando sus antecesores con solo algunas innovaciones para salir de la crisis y cumplir con las obligaciones, saliendo de la cesación de pagos.

Por lo tanto :

1) Pidió créditos a los capitalistas nacionales para salvar el default.
2) Emitió moneda a pesar de las criticas liberales a este instituto.
3) Enajenó fondos públicos.
4) Equilibró la balanza comercial aumentando exportaciones.
5) Aumentó impuestos para recaudar mas y hacer frente al pago de los intereses de la deuda.
6) Creó el Banco Nación y la Caja de conversión para restablecer la normalidad financiera.

Sus medidas de gobierno mas importantes, fueron , además, el rescate de grandes extensiones de tierras fiscales que estaban en manos de concesionarios que no habían cumplido con las condiciones de su concesión, el ejercicio de los derechos del Estado Nacional contra las empresas ferroviarias que habían incumplido con sus obligaciones con grandes perjuicios para el erario público, importantes economías en los gastos estatales, y el cumplimiento puntual de todas las obligaciones financieras del gobierno.

Julio Argentino Roca , fue electo presidente por segunda vez. Las revoluciones radicales aumentaban día y a día y crecían los partidos anarquistas y obreros que impulsaba la lucha armada. Se mostraron entonces dispuestos a considerar la introducción de reformas graduales en el sistema electoral, con el fin de evitar los conflictos sociales. Esto llevo a la ruptura entre Carlos Pellegrini y Julio A. Roca que mantenía su postura ultra-conservadora y propiciaba el fraude. Impulsó la reforma en el sistema de elección de diputados, llamada “uninominal” según el cual cada ciudadano votaba por un solo candidato y no por una lista.

A partir de la segunda mitad del siglo pasado Argentina estaba en la etapa de organización y consolidación como estado, y su clase dirigente decidió que había que insertarse en el mercado europeo, cuyas necesidades eran esencialmente que se los proveyera de materias primas, como la lana, carne, cereales, etc. Para llevar a cabo éste objetivo era indispensable cambiar la estructura económica Argentina, y nada mejor para ello que tomar como ejemplo a Estados Unidos.
Economía y sociedad contenía factores de movilidad tan fuertes que la constelación de poderes de la Argentina del 80 al Centenario fue reconociendo la aparición de estrellas nuevas , todavía menores al lado de las más arraigadas de la república aristocrática. No había poder sindical, en el sentido de lo que se verá surgir décadas después, y el poder económico era un actor menos complejo que hoy. Antes del 80 había aparentemente pocas, pero con la década tomaron fuerza las ideas socialistas y anarquistas que llegaron con la inmigración y no sólo por la vía de los intelectuales; los obreros panaderos ganaron una huelga relevante en 1888. La serie de huelgas laborales fue casi ininterrumpidas hasta el 90 estimuladas no sólo por los dirigentes sino por la situación económica y política. Si hubo factores que enervaron las luchas, el principal fue la división interna en el anarquismo obrero y enseguida la oposición de los círculos socialistas afines al pensamiento de Marx.
Giro del 90
La revolución de 1890 generó dos efectos permanentes de importancia: 1) dio origen al primer partido político, de la historia argentina, la Unión Cívica Radical 2) Forzó al estado faccioso a transformarse en un estado conservador acuerdista.
El alzamiento cívico – militar de 1890 fue el primero de la sociedad argentina posterior a Caseros que tuvo un objetivo cabalmente político, a saber, superar el régimen faccioso, fraudulenta y corrompido, dando cause a un cumplimiento efectivo de las normas de la constitución, un control de las rentas y el reparto de las tierras públicas y un sistemas electoral con reglas de juego objetivas y respetadas.
Si bien el alzamiento fue derrotado y por ellos no logró tales finalidades, de todos modos dio fin a la etapa de estado meramente faccioso, obligándolo a convertirse a un estado conservador fundado en el acuerdo de las facciones preexistentes.
Alrededor de 1890 se produjo otro giro histórico de tanta importancia como el paso del estado faccioso al estado Conservador acuerdista; es el paso en el plano productivo y económico del ciclo de la lana al predominio de las carnes refrigeradas (principalmente vacunas) y los cereales, dentro de la estructura agro – exportadora .
Un tercer elemento de la evolución histórica es el desarrollo de una mayor complejidad social que se manifiesta cuantitativamente en el aumento de la población y cualitativamente de muy diversas maneras.
El denso entramado social y las nuevas tensiones surgidas del triunfo de las trenzas facciosas sobres sus enemigos, planteo la necesidad del establecimiento efectivo de reglas objetivas.

Esta entrada fue publicada en Las revoluciones radicales, El radicalismo, experimento democratico su golpe de estado y la restauracion del modelo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gobierno de Juárez Celman.Pelegrini. El Unicato. Roca. Revolucion de 1890. Surgimiento de La UCR.

  1. Pingback: LA PRESIDENCIA DE JUAREZ CELMAN 1886-1890 | Blog Informatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>